Manual de los suelos: tipo, color, textura, estructura y más

14 Diciembre 2016

 Guía técnica de campo para la evaluación visual de los suelos

El Método de Evaluación Visual (EVS)

El Método de Evaluación Visual (EVS), esta basado en la observación de importantes propiedades del suelo (textura, estructura, consistencia, color, porosidad, costras superficiales, cobertura, presencia de lombrices, etc.) tomados como indicadores del estado de la calidad, los que se ordenaran en una tarjeta de calificación. Los indicadores del suelo son indicadores dinámicos, capaces de cambiar bajo los regimenes de manejos diferentes y presiones de uso del suelo, siendo sensibles al cambio, ellos advierten de forma rápida los cambios en las condiciones del suelo y constituyen una herramienta de supervisión eficaz.

La Calificación Visual (CV)

A cada indicador le corresponde una calificación visual (CV) de acuerdo a la escala siguiente: 0 = (Pobre), 1 = (Moderada) y 2 = (Buena); la asignación de estos valores a cada indicador, dependerá de la calidad del suelo observada en la muestra tomada en cada parcela comparada con el suelo de las tres fotografías mostradas en el manual de guía de campo. La puntuación visual es flexible, de forma que si la muestra que usted esta evaluando no coincide con alguna de las fotografías, pero tenga similitud con alguna de ellas, usted puede asignarle una puntuación, por ejemplo 0.5 o 1.5. Como en el suelo pueden presentarse algunos indicadores relativamente más importantes para la calidad del suelo que otros, EVS los tiene en cue nta, proporcionando un factor en una escala que varía de 1, 2, y 3. El total de la puntuación de los indicadores evaluados, provee un valor que indica la calidad de un suelo: bueno, moderado o pobre. A menudo los resultados de esta práctica ayudan a conoc er que cualidades del suelo constituyen una limitante productiva y permiten planificar acciones correctivas o paliativas para mejorar su rendimiento.

HACIENDO LA EVALUACIÓN

Herramientas necesarias para desarrollar el método (EVS). Para la Evaluación Visual del Suelo (EVS) se requieren las siguientes herramientas y equipos:

· Una pala plana, cuya espada debe medir 20 centímetros para excavar y extraer la superficie del suelo.

· Una cubeta plástica (aproximadamente de 45 x 35 x 25 centímetros) para depositar el suelo con el que se va a efectuar la prueba.

· Un cuadro o caja de madera (aproximadamente de 26 x 26 x 20 centímetros) para ajustar en el fondo de la cubeta. · Una bolsa plática transparente (aproximadamente de 75 x 50 centímetros) para extender el suelo, después de fragmentado.

· Un cuchillo de aproximadamente 20 centímetro de largo.

· Un frasco de agua, para evaluar la clase textural del suelo en el campo.

· Una cinta métrica, para medir la profundidad efectiva.

· La guía del campo, para hacer las comparaciones fotográficas.

· Tarjetas de calificación, para anotar las calificaciones visuales por cada indicador.

PROCEDIMIENTO

¿Cuándo efectuar la prueba (EVS)?

La prueba debe llevarse a cabo cuando el suelo tenga una humedad adecuada (límite inferior de plasticidad). Si no está seguro de la humedad, haga la “prueba del gusano”. Tome un poco de suelo en la palma de la mano y enróllelo con los dedos intentando formar un tabaquito que alcance 50 mm de largo y 4 de diámetro (grueso). Si el suelo cruje o se rompe antes de terminar o si no puede formar el tabaquito (por ejemplo, cuando el suelo es arenoso) significa que el suelo tiene una humedad suficiente para hacer la prueba. En cambio si logra hacer el gusano, es señal que el suelo esta demasiado húmedo para hacer la prueba.

Preparación

Duración- La realización de esta prueba toma aproximadamente 25 minutos por sitio. Escoja tres o cuatro sitios para una valoración representativa de la calidad del suelo de la parcela o finca. Muestra de referencia- Tome una muestra del suelo bajo el cerco o un área protegida comparable. Esto ayudará a conocer la coloración natural de ese suelo sin los efectos del cultivo intensivo, esta muestra también permite comparar la estructura y porosidad del suelo. Los sitios- Se deben seleccionar sitios representativos de toda la parcela o finca. Evite áreas que hayan tenido un mayor tráfico que el resto del campo. La EVS también puede usarse para evaluar los efectos del tráfico continuado sobre la calidad del suelo. Pueden seleccionarse, por ejemplo, las huellas dejadas por las ruedas (callejones) y sus resultados compararlos con áreas que han estado sometidas a menor tráfico, por ejemplo, las zonas inmediatas a las plantas. Esto permite establecer comparaciones entre ambos sitios de observación. Anote siempre la posición de los sitios evaluados para poder supervisarlos en el futuro.

La información del sitio

Complete la información del sitio evaluado en la sección al inicio de la tarjeta de calificación. También anote cualquier aspecto especial que usted crea pertinente del sitio en el lado inverso de la tarjeta, aquí puede anotar también cualquier información que le permita ubicar el sitio con facilidad en ocasiones posteriores.

Efectuando la Evaluación Visual

Observación inicial.

Excave un agujero pequeño aproximadamente de 20 x 20 cm cuadrados por 30 cm de profundidad, con una pala o azada, y observe la uniformidad del suelo incluyendo capas friables o compactas. Un cuchillo puede ser utilizado para esta observación.

Toma de la muestra.

Si la superficie del suelo aparece uniforme, extraiga con la pala una mota o cuadro de 20 x 20 x 30 cm cúbicos de profundidad. Esta muestra proporciona suficiente suelo para evaluar la mayoría de los indicadores de calidad del suelo. Usted puede tomar una muestra a cualquier profundidad del suelo que usted desee, pero debe asegurarse que su muestra sea equivalente a 20 cm cúbicos. Si, por ejemplo, los primeros 10 cm de la superficie del suelo esta compactada y desea evaluar esta condición, extraig a dos muestras de 20 x 20 x 10 cm cúbicos con una pala. O, si se presentara de 10 – 20 cm de profundidad una suela o piso de arado y desea evaluar esta condición, remueva los primeros 10 cm de tierra y excave dos muestras de 20 x 20 x 10 cm. Note que tomando un cubo de 20 cm inmediatamente debajo del mantillo también puede dar valiosa información sobre la condición del subsuelo y sus implicaciones para el crecimiento de la planta y prácticas de dirección de cosecha.

La prueba de los fragmentos.

Deje caer la muestra de la prueba un máximo de tres veces de una altura de 1 metro hacia el cuadro de madera puesto en el fondo de la cubeta plástica. Luego transfiera el suelo hacia la bolsa plástica grande y posiciónelos de forma que los terrones o agregados más grandes y aguzados estén en un extremo y los agregados más finos en el otro extremo. Distribuya los agregados en la bolsa plástica de manera que ocupen toda su superficie con una altura similar. Sistemáticamente anote en la tarjeta de calificación, asignando un valor o calificación visual (EVS) para cada indicador, comparando el suelo puesto en la bolsa plástica con el de las fotografías y la descripción presente en la guía del campo.

TEXTURA DEL SUELO

Tome una muestra pequeña de la capa superficial del suelo que sea representativa del subsuelo. Humedézcala con agua hasta el máximo de plasticidad y amásela entre los dedos índice y el pulgar hasta destruir los agregados. Evalúe la textura del suelo según el criterio dado en la tabla de la siguiente página intentando moldear con la masa de suelo una bola o pelota. Una persona con experiencia será capaz de evaluar la t extura directamente estimando los porcentajes de arena, limo y arcilla y la clase textural obtenida usando como referencia el diagrama textural de abajo.

Hay ocasiones en que el valor de la clase textural asignada necesitará ser modificado debido a la naturaleza de un calificador textural. Por ejemplo, si el suelo tiene un porcentaje bastante alto de materia orgánica (humus) con 15-30%, se cambia el valor de la clase textural por otro (0 a 1 o 1 a 2). Si el suelo tiene un contenido significativo de gravas o piedras, reduzca el valor de la clase textural por un valor medio.

Hay ocasiones en que el valor de la clase textural asignada necesitará ser cambiado debido a la preferencia específica de un cultivo por una clase textural particular. Por ejemplo, el espárrago prefiere un suelo con una textura franco arenosa y por lo que el valor de la clase textural se cambiará por un valor medio de 1 a 1.5 basado en la preferencia textural específica de la planta.

La textura del suelo esta definida por el tamaño de las partículas minerales. Específicamente, se refiere a la proporción relativa del tamaño de varios grupos en el suelo, i.e. arena, limo y arcilla. La arena es el fragmento que tiene un tamaño de la partícula mayor de 0.06 mm; el limo varía entre 0.06 – 0.002 mm mientras el tamaño de la partícula de arcilla es menor de 0.002 mm. La textura influye en el comportamiento del suelo de varias maneras, notablemente a través de su efecto en la estructura del suelo, la retención de agua, la aireación, el drenaje. la temperatura, y el suministro y retención de nutrientes. Un conocimiento de la clase textural y la profundidad potencial que puede alcanzar permite una valoración aproximada de la capacidad de retención de agua total del suelo, uno de los mayores indicadores de producción de la planta.

ESTRUCTURA Y CONSISTENCIA DEL SUELO

Sobre las calles o espacio entre surcos remueva 20 cm de suelo con la pala.

Para hacer la prueba de fragmentación tome una muestra del suelo y déjela caer un máximo de tres veces de una altura de un metro hacia la base firme ubicada en el fondo de la cubeta plástica.

Si terrones grandes se separan después de la primera o segunda caída, déjelos caer individualmente de nuevo una vez o dos veces. Si un terrón se estrella y fragmenta en pequeños agregados en la primera o segunda caída, no necesita hacerlo de nuevo. No deje caer cualquier pedazo de suelo más de tres veces. Parta cada terrón a mano a través de cualquier fractura o hendidura.

Luego transfiera la tierra hacia la bolsa plástica grande.

Mueva los fragmentos más grandes al extremo superior y los más finos al extremo inferior. Esto proporciona una medida de la distribución y tamaño de los agregados. Compare la distribución resultante de los agregados con las tres fotografías de abajo.

La buena estructura del suelo es importante para el crecimiento de los cultivos de granos anuales. Regula la aireación del suelo y el intercambio gaseoso, el movimiento y almacenamiento de agua, la temperatura del suelo, penetración y desarrollo de las raíces, movilización de nutrientes, resistencia a la degradación estructural y la erosión del suelo. La buena estructura del suelo aumenta la posibilidad de sembrar a tiempo, minimiza la labranza en términos de tiempo en horas y el costo de la misma. La evaluación de la estructura del suelo se basa en el tamaño, forma, porosidad y abundancia relativa de los agregados del suelo y de los terrones. La estructura de los suelos pobres se presenta en forma de bloques grandes, densos, angulares (aristas vivas) o sub-angulares, necesitándose mucha fuerza para fraccionarlos; en cambio aquéllos suelos con una buena estructura presentan agregados finos, porosos, sub-angulares (aristas amelladas) y semiredondeados (nuciformes).

POROSIDAD DEL SUELO

Con la pala, saque una rodaja de tierra a un lado del agujero creado para tomar la muestra, o tome varios terrones para calificar la estructura y consistencia del suelo.

Examine la porosidad de la muestra, comparándola con las tres fotografías.

Examine la porosidad y particularmente la macroporosidad (el número de poros grandes), influencian el movimiento de aire y agua en el suelo. Es importante evaluar la porosidad del suelo así como la distribución del tamaño de las partículas del suelo. Los suelos con buena estructura tienen una porosidad alta entre y dentro de los agregados, pero las tierras con las unidades estructurales grandes (terrones) no tienen macroporos, solo pocos microporos, por consiguiente un suelo con esas características no tiene una adecuada aireación. En consecuencia tiene muchas limitaciones, tanto para el crecimiento de las raíces de la planta, como para el movimiento de agua dentro del suelo. El resultado final es la mala nutrición de las plantas, débil crecimiento de los cultivos y en consecuencia bajos rendimientos.

COLOR DEL SUELO

Compare el color de un manojo de tierra del sitio de estudio con el suelo de referencia tomado de debajo de la cerca o lugar protegido más cercano.

Utilizando las tres fotografías y los criterios presentados más abajo, compare el cambio relativo del color de suelo que ha ocurrido entre ambas muestras.

El color del suelo puede variar marcadamente entre diferentes suelos, por lo que tome las fotografías como ilustración de los cambios relativos de color más que de los colores reales que debe esperar. El color de suelo es un indicador muy útil de la calidad del suelo pues puede proveer una medición indirecta de otras propiedades del suelo que no son fácilmente observables y medibles. En general, cuanto más oscuro es el suelo, mayor es la presencia de mater ia orgánica. El cambio de color puede dar una idea general de los cambios en materia orgánica bajo una determinada forma de uso y manejo del suelo. La materia orgánica en el suelo juega un papel importante en la mayoría de los procesos biológicos, químicos y físicos que ocurren en el suelo, lo que determina colectivamente la salud del suelo. Promueve la infiltración y retención del agua, ayuda a desarrollar y estabilizar la estructura del suelo, reduce el impacto del paso de ruedas y cultivadoras y minimiza el daño potencial de la erosión eólica e hídrica. La materia orgánica, además, provee el recurso importante de alimento para los organismos del suelo y es una reserva importante de nutrientes para las plantas. Su declinación reduce la fertilidad y el potencial nutritivo del suelo, y las necesidades de nitrógeno, fósforo, potasio y sulfuro de los cultivos aumentan marcadamente. El resultado es la dependencia en el uso de fertilizantes para mantener el nivel de nutrientes.

Una aireación pobre y una acumulación prolongada de agua llevan a un a serie de procesos químicos y bioquímicos de reducción que producen toxinas que dañan al sistema de raíces. Esto reduce la capacidad de las plantas de absorber aguas y nutrientes causando una pérdida de vigor. La decaída de las raíces puede ocurrir también como resultado de pestes y enfermedades incluyendo los Rhizoctonia, Pythium y Fusarium en suelos propensos a estancarse.

MOTEADO DEL SUELO

El moteado son manchas o sectores de otro color intercalado con el color dominante del suelo. Examine el número, tamaño y color de las manchas del suelo tomando una muestra (aproximadamente 10 cm de ancho x 15 cm de largo x 20 cm de profundidad) del lado del pozo y compare con las tres fotografías presentadas. El cuadro de porcentaje en esta página lo ayudará a determinar el porcentaje del suelo ocupado por manchas.

La cantidad y color de las manchas del suelo da una indicación del drenaje y aireación del suelo. También son una alerta temprano a la declinación de la estructura del suelo debido al pasaje de ruedas o la sobreexplotación. La pérdida de estructura del suelo reduce el número de canales y poros que conducen agua y aire y, como consecuencia, puede resultar en estancamiento y deficiencia de oxígeno por tiempo prolongado. El desarrollo de condiciones anaeróbicas (falta de oxígeno) disminuyen el hierro (Fe) y manganeso (Mn) lo que da un tinte grisáceo al suelo. Las manchas aparecen como sombras anaranjadas o grisáceas debido a los diferentes grados de oxidación y la disminución de Fe y Mn. A medida que aumenta la pérdida de oxígeno, predominaran las manchas naranjas y luego las grises. La abundancia de manchas grises indican un suelo drenado y aireado pobremente en gran parte del año.

Una aireación pobre reduce la toma de agua e induce al secado de las plantas. También puede reducir la toma de nutrientes, en especial nitrógeno, fósforo, potasio y sulfuro. Además, una aireación pobre retrasa el procesamiento de residuos orgánicos, lo que puede causar reacciones químicas y bioquímicas que producen elementos tóxicos a las raíces. Suelos muy manchados, pobremente aireados, pueden desarrollar hongos como Rhizoctonia, Pythiym y Fusarium que llevan a la muerte de raíces. Las enfermedades y la mala toma de agua y nutrientes conducen a plantas con vigor decaído y crecimiento deficiente. Si su puntaje visual por la cantidad y color de las manchas es igual o menor a uno, debe airear el suelo.

LOMBRICES

Cuente las lombrices manualmente en la muestra tomada para analizar la estructura del suelo, y compare con las cantidades en la tabla en esta página. Las lombrices varían en tamaño y número dependiendo de las especies y la estación, por lo que de realizar comparaciones anuales, el conteo de las lombrices debe realizarse en el mismo momento del año preferiblemente en invierno. Las cantidades de lombrices del cuadro refieren a una muestra de 20 cm cúbicos de tierra. En general las cantidades de lombrices se reportan en metros cúbicos; el resultado de la muestra de 20 cm debe multiplicarse por 25 para dar con la cantidad por metro cúbico.

Las lombrices son un buen indicador de la salud biológica y la condición del suelo porque su cantidad y tipo son afectados por las propiedades del suelo y el manejo de la tierra. Cuando excavan, se alimentan, digieran y depositan los restos, las lombrices tienen una influencia importante sobre las propiedades químicas, físicas y biológicas de la tierra. Trituran y descomponen residuos de plantas, convirtiéndolo en materia orgánica y liberando gran cantidad de nutrientes minerales. Las lombrices actúan como factores biológicos aireantes y acondicionadores físicos del suelo, mejorando la porosidad y aireación del suelo, la estructura y la estabilidad de los terrones. Ayudan más aún al crecimiento de las plantas secretando hormonas de crecimiento y aumentando la densidad y el grado de desarrollo de las raíces a través de los conductos ricos en nutrientes. Como consecuencia, la presencia de lombrices puede aumentar significativamente el grado de crecimiento y el rendimiento del cultivo.

Las lombrices también aumentan la población, actividad y diversidad de los microbios del suelo, los cuales tienen un papel importante en la descomposición de la materia orgánica y la formación de humus, además de liberar también hormonas de crecimiento, proveer de nutrientes y reducir la incidencia de pestes y enfermedades. El beneficio colectivo de microbios aumenta el rendimiento del cultivo así como reduce la necesidad de fertilizantes. La cantidad de lombrices está determinada por la disponibilidad de alimentos como materia orgánica y microbios de la tierra, los cultivos presentes, la cantidad y calidad de residuos en la superficie, la humedad y temperatura del suelo, textura, aireación, nutrientes incluyendo niveles de calcio, y los tipos de fertilizante y nitrógeno usado. Es conveniente una buena variedad de especies tanto en la superficie donde absorben los residuos allí presentes como en el subsuelo donde se bajan y mezclan los residuos y la materia orgánica en profundidad.

PROFUNDIDAD EFECTIVA DE LAS RAÍCES

Evalúe la profundidad efectiva o potencial de las raíces excavando un pozo de forma de observar en el lado la profundidad a la que se llega hasta la aparición de una capa limitante o restrictiva si la hubiera, y compare la profundidad con los números del cuadro en esta página. A medida que cava el pozo, note la presencia de canales nuevos y viejos de raíces, canales de lombrices y fisuras por los que las raíces pueden extenderse. También observe si el suelo es demasiado gris por estancamiento de agua, o si hay una transición abrupta a un material muy fino arenoso, lo que dificulta el desarrollo de las raíces.

Puede realizar una estimación somera de este indicador observando los factores señalados arriba en un drenaje o cualquier corte ya presente en la tierra aledaña.

La profundidad efectiva es la profundidad de enraizamiento máxima o potencial a que las raíces de un cultivo pueden llegar y aprovechar los nutrientes presentes. Indica la habilidad del suelo de mantener una condición idónea para la colonización de las raíces de las plantas. Una profundidad del suelo adecuada es muy importante para los cultivos de granos. La profundidad efectiva deseable depende de varios factores incluido la lluvia anual promedio, su distribución estacional y si el cultivo es en secano o bajo riego. Mientras mayor sea la profundidad de enraizamiento, mayor será la capacidad de retención de agua del suelo, sobre todo en períodos secos donde las raíces pueden acceder a las reservas de agua de la profundidad, lo que aliviara el stress de agua, asegurando la supervivencia de los cultivos sin riego.

La exploración de un volumen grande de suelo por los sistemas de raíces profundos también permite acceder a una mayor cantidad de macro y micro elementos, reforzando el crecimiento, el rendimiento y la calidad de la cosecha. Por el contrario, una capa que ofrezca fuerte resistencia a la penetración restringe el desarrollo de la raíz, limita la captación de nutrientes, reduce la eficiencia del fertilizante y aumenta la pérdida por lixiviación de los nutrientes disueltos en el agua a donde las raíces no acceden. También aumenta la susceptibilidad de la planta a las enfermedades. Los cultivos con un sistema de raíces profundo y vigoroso, ayudan a elevar el contenido de materia orgánica y la actividad biológica del suelo en profundidad.

IDENTIFICANDO LA PRESENCIA DE UN PIE DE ARADO

Examine la tierra para buscar un pie de arado clavando con rapidez un cuchillo en el lado del pozo utilizado para medir la profundidad de las raíces; se debe comenzar cerca de la superficie y luego sistemática y rápidamente bajar hasta el piso del pozo. Observe cuan fácil o difícil le es clavar el cuchillo. Un pie de arado desarrollado es compacto y firme, por lo que será extremadamente resistente a la penetración del cuchillo. Preste particular atención a la tierra cercana a la superficie.

Una vez que ha identificado la posible presencia de un pie de arado por un aumento significativo de la resistencia al cuchillo, mida cuan desarrollado está. Extraiga una muestra grande y analice su estructura, porosidad y moteado, así como la presencia de raíces, acorde a lo explicado en páginas anteriores. Luego compárelo con los criterios y fotografías de esta página.

ENCHARCAMIENTO SUPERFICIAL

Evalúe el grado de encharcamiento de la superficie basado en su observación, determinando el tiempo que tomo en desaparecer el agua encharcada después de un periodo lluvioso o de una lluvia intensa y compárelas a los calificadores expuestos en la tabla de abajo. Los cultivos de granos son muy vulnerables cuando el suelo esta saturado, sobre todo cuando las plantas están en las fases activas de crecimiento de sus raíces y la parte vegetativa, momento en que la transpiración aumenta notablemente.

La tolerancia del sistema de raíces al encharcamiento también depende de varios factores incluidos la época del año y el tipo de cultivo. La tolerancia al encharcado depende mucho de la temperatura del suelo y del aire, del tipo y de la condición del suelo, la fluctuación del manto freático y la severidad de la anaerobiosis (o anoxia), un factor gobernado por el contenido de oxígeno inicial del suelo y del consumo de oxígeno por las raíces.

El encharcamiento y su duración en el tiempo indican la velocidad de infiltración del suelo, y el tiempo que el suelo permanece saturado. La sobresaturación prolongada disminuye el oxígeno. Las condiciones anaeróbicas debido a la sobresaturación desarrollan e inducen una serie de reacciones químicas y bioquímicas que producen productos tóxicos que afectan a las raíces de las plantas. La pobre aireación producto de la saturación del suelo, también pueden aumentar la putrefacción de las raíces y los patógenos del suelo, reduciendo la habilidad del sistema de raíces de superar los efectos dañinos de dichos patógenos.

Entre las enfermedades de las plantas que normalmente ocurren como resultado de la pobre aireación y la saturación de los suelos se incluyen la Rhizoctonia (Rhizoctonia solani) y el Phythium (Pythium ssp.) que producen la putrefacción. Los nutrientes y la captación de agua también se ven reducidas como resultado del daño al sistema radical y en general se afecta el vigor de la planta enferma y se reducen los rendimientos. Además de las enfermedades de la raíz y el estrés de la planta, inducidas por la pobre aireación y la saturación prolongada del suelo, se pueden generar cultivos menos resistentes al ataque de los insectos tales como los áfidos, gusano del ejército y gusano del corte.

COSTRA SUPERFICIAL Y COBERTURA SUPERFICIAL

Evalúe el grado de la costra superficial y la cobertura superficial comparándolas a las fotografías que se ponen abajo. La costra superficial se evalúa mejor después de que a un período húmedo le sigue un período seco antes de cultivarlo.

La costra superficial reduce la infiltración del agua y su almacenamiento en el suelo, aumentando el escurrimiento. La costra superficial también reduce la aireación causando condiciones anaeróbicas, prolongando la retención del agua cerca de la superficie lo que puede estorbar el acceso de la maquinaria durante meses. La costra superficial se presenta como una delgada capa de suelo de textura fina, pobremente estructurada y con una débil estabilidad de los agregados.

La presencia de una cobertura vegetal superficial creada después de segar los rastrojos es auxiliar al cultivo sucesor antes que su dosel cierre, previniendo la formación de costras superficiales y minimizando la dispersión de la superficie del suelo por la lluvia o el riego. También ayuda a reducir la costra superficial interceptando las gotas de lluvia antes de que estas puedan golpear los agregados del suelo y apretar la superficie del suelo. La cobertura vegetal de la superficie y su sistema de raíces devuelven materia orgánica al suelo y promueven la vida del suelo, aumentando el número de lombrices de tierra y su actividad.

La acción física de las raíces, la fauna del suelo y las deyecciones que ellos producen promueven el desarrollo de la estructura del suelo, su aireación y drenaje, y no permiten o minimizan la formación de costras superficiales. Como resultado, la tasa de infiltración y el movimiento del agua a través del perfil del suelo aumenta, decrecen el escurrimiento, la erosión del suelo y el riesgo de inundación. Las raíces de la cobertura también reducen la erosión del suelo estabilizando la estructura del suelo superficial manteniéndola en el lugar durante los eventos lluviosos de gran intensidad. La superficie necesita estar cubierta en más del 70% para dar una buena protección, mientras que una cobertura =30% proporción.

EROSIÓN DEL SUELO

Evalúe del grado de erosión del suelo basado en la evidencia visual actual junto con el conocimiento de cómo el sitio estaba en el pasado, en base al criterio de las fotografías dadas abajo.

La erosión del suelo reduce la productividad potencial del mismo a través de la pérdida de nutrientes, reduciendo la profundidad efectiva de las raíces y disminuyendo la capacidad de retención del agua disponible. La erosión del suelo puede tener también un efecto significativo para los alrededores del lugar, incluyendo la reducción de la calidad del agua a través del incremento de los sedimentos, contaminando con nutrientes y coliformes los arroyos y ríos. Cuando se cultivan los suelos susceptibles a la erosión la degradación es considerable asociado a la pérdida de materia orgánica y la estructura del suelo, causando la formación de costras superficiales debidas al laboreo y disminuye la infiltración y permeabilidad del agua a través del perfil del suelo, causado por el incremento del escurrimiento superficial.

Si la superficie del suelo queda desprotegida en zonas de pendientes, grandes masas de suelos pueden ser arrastradas por la erosión hídrica manifestándose erosión laminar, por surcos y en cárcavas. La restauración de estos daños requiere a menudo el uso maquinaria pesada, y el costo de las mismas puede ser prohibitivamente caro. La posibilidad de erosión hídrica en terrenos inclinados es determinada por varios factores que incluyen: el porcentaje de la cobertura vegetal de la superficie del suelo, la cantidad e intensidad de la lluvia, la tasa de infiltración y permeabilidad de agua a través del perfil del suelo, la pendiente y la naturaleza de los estratos del subsuelo y la roca subyacentes.

Elaborado con información de JOSÉ R. BENITES JUMP, Consultor en manejo de tierras y aguas, agricultura de conservación y fertilidad de suelos.

Guía para la descripción de suelos

El objetivo principal de la investigación en la ciencia del suelo es la comprensión de la naturaleza, propiedades, dinámicas y funciones del suelo como parte del paisaje y los ecosistemas. Un requerimiento básico para lograr ese objetivo, es la disponibilidad de información confiable sobre la morfología de los suelos y otras características obtenidas a través del estudio y la descripción del suelo en el campo. Es importante que la descripción del suelo sea hecha exhaustivamente; esto sirve como base para la clasificación del suelo y la evaluación del sitio, así como para realizar interpretaciones sobre la génesis y funciones medioambientales del suelo. Una buena descripción de suelos y el conocimiento derivado en cuanto a la génesis del mismo, son también herramientas útiles para guiar, ayudar en la explicación y regular el costoso trabajo de laboratorio. Asimismo, puede prevenir errores en el esquema de muestreo.

Los suelos son afectados por las actividades humanas, como la industrial, la municipal y la agrícola, que a menudo resulta en la degradación del suelo y pérdida o reducción de sus funciones. Para prevenir la degradación de suelos y rehabilitar el potencial de los suelos degradados, se requiere como pre-requisito datos edáficos confiables, como insumo para el diseño de sistemas de uso de la tierra y prácticas de manejo de los suelos apropiados, así como para lograr un mejor entendimiento del medio ambiente.

Con la actual internacionalización o globalización, el uso de un lenguaje común es de vital importancia para la ciencia del suelo. La creciente necesidad de reglas y sistemas para la descripción y clasificación de suelos que sean aceptados internacionalmente, ha llevado al desarrollo de varios conceptos de clasificación de suelos.

La guía provee un procedimiento completo para la descripción del suelo y para la recolección en campo, de los datos necesarios para la clasificación del suelo de acuerdo con la segunda edición de la Base de Referencia Mundial del Recurso Suelo:

DESCARGA LA GUÍA COMPLETA DE DESCRIPCIÓN DE SUELOS

Fuente: FAO

www.portalfruticola.com

 

También podría interesarte
Comentarios
  • Isaías Rodríguez

    Muchas gracias, me parece un excelente material, porque el contacto visual es el primer momento de acercamiento a la evaluación de nuestros suelos, y en este primer acercamiento no requiere de ningún otro aparato o estudio de laboratorio, aunque no debemos descartar los otros tipos de diagnóstico. Saludos a todos y muchas gracias.

  • La Paisajista Greenterra

    Gracias, muy buen material, saludos

  • Mireya Gonzalez

    Me encata!!!! muy buen material.. 🙂

  • alberto cubero maroto

    Excelente material……soy docente lo pondre en practica….