Frutillas hidropónicas en el desierto de EE.UU.
20 Diciembre 2013

Investigadores buscan la manera de cultivar frutillas hidropónicas en invernadero

Un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona (UA) trabaja en el perfeccionamiento de la técnica de cultivo de frutillas hidropónicas. Esto, con la finalidad de introducir el cultivo sostenible de frutillas en los invernaderos locales y proveer frutas deliciosas a restaurantes, tiendas y supermercados, señala el sitio UANews.

Fotografía: Chieri Kubota

Fotografía: Chieri Kubota

Chieri Kubota, quien dirige el proyecto y fue criada en Tokio, comentó que había probado frutillas frescas y rebosantes de sabor durante el invierno. Sin embargo, cuando fue a la universidad y estudió agricultura aprendió que las frutillas frescas en invierno son "un ciclo inusual y contra la naturaleza", dijo.

A raíz de lo anterior, hoy Kubota está tratando de perfeccionar ese ciclo fuera de temporada, cultivando frutillas hidropónicas en un invernadero del Centro de Control Ambiental Agrícola de la Universidad de Arizona.

Respecto a la investigación, Kubota se muestra muy optimista: "yo soy de Japón. Cultivamos frutillas en invernaderos durante el invierno", y agregó que algunas de ellas se cultivan hidropónicamente.

Y es que en EE.UU. la mayoría de las frutillas se cultivan en California, debido a que las variedades cultivadas son ideales para el clima de esa zona. Sin embargo, en el desierto, incluso en un invernadero, resulta ser todo un desafío aproximarse al clima levemente brumoso de la costa.

Sin embargo, Mark Kroggel, especialista en investigación y el principal co-investigador de Kubota, diseñó un sistema de niebla ‘bajo-el-banco’ que libera humedad durante la noche, permitiendo que las frutillas sean rociadas durante la madrugada. Este [sistema] se enciende durante cinco minutos, tres veces en una hora, durante tres horas. Esta es "tecnología para hacer más felices a las plantas", dijo Kubota.

Técnica que ubica el sabor como prioridad

"Queremos que el agua fluya en la planta hasta llegar a sus extremos", dijo Kroggel a UANews.

Y es que, si el agua no llega a los extremos de las hojas durante la noche, éstas se queman, haciendo que los pétalos verdes alrededor de la base de la frutilla -llamados cáliz– se vuelvan "indeseablemente crujientes y marrones, lo que afecta su comercialización", agregó.

Fotografía: Chieri Kubota

Fotografía: Chieri Kubota

De esta manera, los investigadores experimentan para identificar las condiciones óptimas de cultivo para las frutillas hidropónicas sostenibles producidas fuera de temporada.

"Queremos que las frutillas crezcan más lento, en condiciones adecuadas para que acumulen azúcar en la fruta (…) El sabor es muy importante. Queremos priorizar sabor por sobre la vida útil", dijo Kubota. Esto, considerando que las frutas serán vendidas localmente.

Esto en comparación a las variedades cultivadas en California, que son producidas para tener rendimiento, vida útil y resistencia a enfermedades. “El sabor tal vez sea la cuarta prioridad en la lista”, dijo.

Por su parte, Kroggel agregó que “la mayoría de los cultivos tradicionales de invernadero son bastante predecibles (…) No las frutillas", por lo que –hasta el momento- éste resultaría ser un cultivo de bajo rendimiento y de alto mantenimiento.

El ejemplo de Japón y el pasado de Arizona

El sitio UANews destaca que en Japón -país que produce unos 259 millones libras de frutillas al año- las nuevas variedades de sabor están patentadas como las drogas.

"Recientemente nos dieron algunas plantas sin patente de Japón, pero su condición no era tan buena", dijo Kubota al medio universitario.

"Ahora estamos en la etapa de cultivo de tejidos para obtener mejores plantas, plantas más sanas. El año que viene, esperamos plantarlas en el invernadero. Esta no es una variedad de alto rendimiento, pero es muy sabrosa".

Fotografía: Chieri Kubota

Fotografía: Chieri Kubota

"Se trata de variedades relativamente antiguas que esperamos poder propagar y compartir con los agricultores", agregó.

Y es que –actualmente- existe una sorprendente falta de información sobre el cultivo de frutillas en invernadero, por lo que esta investigación de la UA resulta ser muy valiosa, sobre todo considerando la historia de Arizona en cuanto a la producción de frutillas.

“La bibliografía incluye un libro de Nueva Zelanda llamado ‘Producción hidropónica de Frutillas’, de Lynette Morgan y un grueso tomo de varios cientos de páginas escritas en japonés. Hay un libro de la biblioteca de la UA de 1932. No hay mucho más que eso”, informa el sitio.

Sin embargo, hace poco, un colaborador en Oregon encontró un cajón de frutillas de 1943 que decía: "Hecho, embalado y distribuido en Arizona". Más tarde, Kubota conoció a una mujer estadounidense de origen japonés que dijo que su familia había cultivado frutillas en Phoenix. A raíz de esto, Kubota decidió investigar más al respecto, descubriendo así que Arizona efectivamente cultivó frutillas durante el invierno de la década de 1890.

Entre los documentos recolectados por la investigadora, destaca una carta escrita por C.B. Hewitt de Pasadena, California, para el editor del Pacific Rural Press en 1897:

"Durante una visita a Phoenix, Arizona, en enero de 1893, noté algunas frutillas grandes, rojas y brillantes en el mercado y después de preguntar me dijeron que se originaron a unos pocos kilómetros de la ciudad y eran llamadas Arizona Everbearing. Conduje para ver el huerto y me sorprendí al ver la cantidad de fruta bien madura...”.

"Le compré 2 mil plantas al productor original y las planté en Pasadena (...) ‘The Arizona’... es aún la baya más prolífera y exquisita producida en la costa del Pacífico (...) continúa llevando enormes bayas de color rojo brillante que se derriten en la boca, durante al menos ocho, y a veces, nueve meses del año".

Por desgracia, el Arizona Everbearing Strawberry ya no existe. Sin embargo, “ha inspirado a Kubota y a Kroggel, quienes ahora saben que hubo cultivos de frutilla en Arizona alguna vez y -con su investigación hidropónica de alta tecnología- podría suceder de nuevo, de una manera mucho más sostenible”, indica UANews.

Actualmente, los investigadores están cultivando tres variedades de California y creen que, durante este invierno, las plantas de invernadero podrían ser muy productivas.

"Puede que tengamos que cosechar todos los días," dijo Kroggel.

Fuente: UANews/traducción Portalfruticola.com

www.portalfruticola.com

Comentarios
  • mickel

    saludos


Error: Please enter a valid email address

Error: Invalid email

Error: Please enter your first name

Error: Please enter your last name

Error: Please enter a username

Error: Please enter a password

Error: Please confirm your password

Error: Password and password confirmation do not match