Proyecto mundial establecerá límites máximos de residuos de plaguicidas en cultivos menores
19 Julio 2013

El Proyecto Interregional de Investigación N°4 (IR4) ya agrupa a tres continentes 

La diversidad de cultivos menores en el mercado mundial ha llevado a impulsar nuevas medidas para controlar la cantidad de plaguicidas en éstos. Distintas naciones en Asia, África y América Latina van a trabajar en un proyecto conjunto, conocido como “Proyecto Interregional de Investigación N°4 (IR4)”, para generar datos que permitan el establecimiento del Límite Máximo de Residuos (LMR) de plaguicidas en esos cultivos. shutterstock_46372450

En www.portalfruticola.com conversamos con Roger Ruiz, coordinador general y funcionario del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) de Costa Rica, país que participa en este proyecto, quien nos estregó más detalles al respecto.

“El proyecto surge como una iniciativa de la FAO, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y el Proyecto IR-4 de los Estados Unidos para tratar de resolver el problema de que no existen límites máximos de residuos de plaguicidas (LMR) para cultivos propios, principalmente, de los países en desarrollo que son objeto de comercio internacional y, para protección de la población de esos países la cual también consume dichos cultivos” comentó Ruiz.

Uno de los objetivos de este proyecto es darle más ventajas y competitividad a los cultivos menores. De este modo, el Ministerio de Agricultura de Costa Rica mediante el SFE será el coordinador del proyecto en el país, donde se aplicarán preliminarmente cuatro plaguicidas a cultivos representativos de las frutas tropicales: banano, piña, mango, papaya y aguacate.

Ruiz indicó que el proyecto “afecta de una manera positiva al país, dado que el objetivo de éste es que el Codex Alimentarius establezca LMR para esos cultivos menores. Costa Rica adopta en su legislación los LMR establecidos por el Codex. Además, no sólo Costa Rica sino todos los países a nivel mundial van a tener una referencia de LMR que pueden utilizar, ya sea en el comercio internacional o para protección de su población”.

Respecto a los países participantes en el proyecto la lista es larga. Ruiz detalló que son parte de la iniciativa Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia, Filipinas, Uganda, Egipto, Marruecos, Kenia, Ghana, Tanzania, Senegal, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Perú, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, y se espera que poco a poco nuevos países se sumen.

Los países participantes se van a dividir en dos grupos. Un grupo va a realizar los ensayos de campo y los análisis de laboratorio y el otro grupo va a participar como observador para desarrollar sus capacidades en esta actividad. Para el establecimiento de LMR se necesita un número mínimo de ensayos que se han distribuido en las tres regiones. Por ejemplo, en el caso del Piriproxifen: Costa Rica y Guatemala van a trabajar en banano, Perú en palta, Panamá en piña, Malasia y Singapur en mango, y Filipinas en papaya; además, el IR-4 de Estados Unidos va a proporcionar toda la información de que disponga al respecto.

“El principal beneficio para los agricultores es que van a poder utilizar plaguicidas para controlar las plagas que afectan sus cultivos sin temor a que puedan perder su cosecha, pero además, van a estarse protegiendo ellos mismos y a la población de su país”, dijo Ruiz.

“No sólo los países participantes sino que todos los países a nivel mundial van a verse beneficiados con la existencia de LMR del Codex; unos porque van a poder exportar sus cultivos sin temor a que no existan LMR y otros que van a tener una referencia de LMR con la cual pueden proteger a su población”, dijo Ruiz.

Cabe señalar que el proyecto se ejecutará en un plazo de tres años. El primero de estos estará dedicado plenamente a la capacitación para que los países tengan laboratorios bien equipados para realizar los análisis correspondientes y al personal de campo preparado para realizar los ensayos bajo buenas prácticas de laboratorio. Posterior a esto, se desarrollarán los ensayos de campo, la recolección de muestras para realizar y los análisis de laboratorio. Se prevé que para el último año concluyan los análisis y se recabe la información para elaborar el expediente que se presentará al Codex y, así, establecer los LMR correspondientes.

Dato

Este proyecto mundial cuenta con el soporte económico de la Organización Mundial del Comercio, por medio del Fondo para la Aplicación de Normas y el Fomento del Comercio (STDF), la asesoría técnica de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la coordinación mundial por parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-FAS), la implementación técnica a través del IR-4, la industria y consultores. En América Latina, la organización implementadora del proyecto será el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
  • Jose Miguel Jopia

    otra forma de insistir en seguir aplicando pesticidas toxicos, yo creo que un mundo sustentable debe ser al menos mediante agricultura organica

  • Frutas del tropico

    Muy interesante, sin embargo lo mejor seria trabajar por generar un real mercado de productos organicos o con esta tendencia, y asi nos evitamos mayores costos, mayores desperdicios, y mejoramos la salud de todo el mundo, generamos una mejor conciencia y un mejor mundo
    #‎quieroganarmeunaentrada‬.

  • Francisco Pérez A

    El problema de incentivar y potenciar el cultivo organico es el tiempo que se demora en transformar un huerto cultivado de forma tradicional. por lo que cualquier iniciativa que se centre en regular y disminuir el uso de plaguicidas químicos en huertos de cultivo tradicional tendría un positivo impacto, tanto económico como social.
    Claramente la tendencia debe ser al cultivo orgánico, pero se deben implementar medidas de mitigación y control para el uso de pesticidas en el corto o mediano plazo y que nos vayan orientando hacia un cultivo más sano para las personas y para el ambiente.

  • Francisco Pérez A

    ‪#‎quieroganarmeunaentrada‬

  • Juan Munive Olivera

    Considero un paso importante en el camino de la limitación del uso de pesticidas en el manejo de plagas y enfermedades a nivel mundial, es obvio que la meta es a un manejo orgánico de los cultivos y esto se generalizará con el avance de la tecnología en la aplicación y manejo del control biológico. No podemos aún en las diferentescndiciones de cada pais suprimir de tajo el uso de pesticidas, eso depende del grado de desarrollo del conocimiento del manejo biológico y las condiciones adecuadas de estas prácticas.