Chile: Investigan uso de mallas de colores para mejorar huertos de manzanos
30 Noviembre 2012

Académico de la UdeC analiza el papel de estas mallas foto-selectivas en los procesos fisiológicos de las manzanas. Con esta tecnología se puede mejorar el potencial productivo y proteger al árbol de factores climáticos.

Para evitar los problemas derivados de la radiación solar y las altas temperaturas en los cultivos de manzanas, una innovadora iniciativa surgió en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, campus Chillán, que busca prevenir el daño que ocasionan factores climáticos en la producción de manzanas y otros frutales, y a su vez, mejorar la rentabilidad de estos cultivos.

El proyecto es liderado por el académico Richard Bastías, de la mencionada facultad, y según explicó, “la manzana en Chile ha tenido un problema importante y recurrente por años, y se relaciona con el daño que provoca el exceso de radiación y altas temperaturas en la fruta. La manzana es muy sensible a la quemadura por sol (golpe de sol), y hoy este problema se ha acentuado más, principalmente por efecto de las altas temperaturas.

Algunos relacionan este problema con el cambio climático y será cada vez más grave, producto de que muchos huertos actuales se están plantando en mayor densidad, es decir, árboles más pequeños, con menos follaje y en donde la fruta queda mucho más expuesta a la radiación directa, entonces la fruta se quema más. Y además, hay un aspecto genético en el que las variedades nuevas que hemos estado introduciendo como país, son variedades muy sensibles a este problema.

Por ejemplo, ‘Fuji’ y ‘Pink Lady’ son 2 variedades muy top que exportamos en manzanas, pero muy sensibles al daño por sol, a tal nivel que se puede perder hasta el 40% de la producción, por el daño que provoca la radiación solar”, explicó Bastías.

Frente a esto, hoy en día los huertos nuevos de manzanos se están plantado bajo malla, para evitar que reciban la radiación directa, para bajar la temperatura y reducir el daño por sol, e incluso, para proteger al fruto de posibles granizadas.

“Una de las tendencias en los últimos años es crecer y plantar manzanos hacia la precordillera y hacia el sur del país, eso nos pone en mayor riesgo en el tema de granizadas, que si ocurre en el periodo de floración o en frutos pequeños, puedes perder parte importante de la producción. Entonces, también se están usando las mallas para proteger los huertos de las granizadas”.

Mallas de color

Lo novedoso del proyecto que realiza el profesor Bastías es que además de entregar información sobre lo que sucede bajo las mallas en cuanto al microclima y los efectos positivos y negativos de su utilización, es que abordan una nueva arista, el uso de mallas de colores.

“Estamos estudiando una tecnología nueva con mallas foto-selectivas o mallas de color. Con estas mallas se modifica el espectro de luz sobre los huertos, para modificar ciertos procesos fisiológicos del árbol que mejoran su potencial productivo”.

“La idea es determinar los beneficios que podemos obtener, porque piensa que la inversión en estos huertos es alta, de alrededor de 15 a 20 mil dólares por hectárea (sin el costo del suelo), por la densidad de plantación (2 mil a 3 mil plantas por hectárea) y porque los huertos son modernos y el costo de colocar plantas con mallas, significa un adicional de 10 mil dólares más, entonces, como es un costo de inversión alta, se justifica buscar mallas que te permitan obtener beneficios adicionales”, explicó el profesional, quien desarrolla la investigación con financiamiento de la vicerrectoría de la UdeC y en convenio con privados.

Esta tecnología desarrollada en Israel, aún no está validada en Chile, de ahí la importancia de este proyecto, que ya está arrojando luces de los beneficios de utilizar mallas de colores.

“La mallas de color, que pueden ser rojas, amarillas o azules, modifican el espectro de la luz solar, cambiando la morfogénesis y fisiología del árbol, entonces podríamos aumentar el rendimiento, controlar el crecimiento de la planta de manera de reducir costos de poda, raleo y aumentar la eficiencia del uso del agua. Entonces, ésa es nuestra apuesta”, puntualizó Bastías.

Fuente: La Discusión

Comentarios