Chile: Déficit de nieve caída y agua en los embalses agudiza panorama de riego
05 Octubre 2012

Especialistas aseguran que zona de riego para esta temporada puede alcanzar entre un 50% a un 70%. Agricultores deberán reducir hectáreas de siembras para evitar mayores pérdidas por falta de recurso hídrico. Cultivos permanentes como frutales pueden ser los más perjudicados.

El déficit de agua en la Laguna del Maule y la escasez de nieve acumulada que se registró durante este año en la región proyectan una difícil temporada de riego para los agricultores.

El principal reservorio de agua en la zona presenta un déficit sobre el 74% respecto de su capacidad total, acumulando a la fecha 367 millones de metros cúbicos de agua. Además, la nieve caída en la región también presenta un déficit de sobre el 60 %, ya que el agua caída para la formación de nieve en un año normal es de 1.035 mm y durante 2012 la medición alcanzó sólo a los 330 mm de agua.

Según los agroclimatólogos Patricio González, de la Universidad de Talca, y Fernando Santibáñez, del Centro Agroclimatólogico y Medio Ambiente de la Universidad de Chile, el cambio climático podría afectar tanto a los cultivos anuales como permanentes.

Para Santibáñez, el déficit hídrico para la temporada 2012-2013 pone en riesgo algunos cultivos agroalimentarios. “Los embalses Colbún y Laguna del Maule tienen cifras cercanas a un 68% y 38% de su promedio histórico, respectivamente. El déficit de precipitación se mantiene entre 30% y 40% en casi toda la región. Esta situación significa que la disponibilidad de agua de riego, en el mejor caso, será un 30% inferior a lo requerido en un año normal, si se siembran las superficies habituales”, indicó.

Por su parte, el especialista de la Universidad de Talca, Patricio González, manifestó que la situación ya es irreversible y que durante los meses de invierno no se produjo ningún factor que ayudara a contrarrestar las estadísticas de los últimos años. “El déficit de nieve en el Maule alcanza entre un 50% y 60%, entonces los deshielos no van a generar ningún cambio en los diferentes embalses o lagunas. Por ejemplo, la Laguna del Maule tiene cerca de un 77% de déficit, el embalse Colbún un 50%, pero uno de los sectores más complejos es justamente la Laguna del Maule, porque alimenta a varias hectáreas productivas”, aclaró.

CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático ha generado ciertas diferencias en la cantidad de nieve, ya sea por la variación en la isoterma y las débiles precipitaciones, que se ha marcado más fuertemente desde la década del 90 en adelante.

González aclaró que antes las sequías eran por años, es decir, se podía tener escasez de agua una temporada, pero al año siguiente se producían abundantes lluvias generando algún superávit. “En los 80 si teníamos sequía un año, no generaba problemas, porque en el invierno siguiente se producían lluvias y la nieve acumulada revertía la situación. En cambio, estos últimos seis años la sequía ha sido bastante severa y nos deja con mayores déficit”, manifestó.

Este cambio climático para los especialistas obliga a los agricultores a generar una readecuación de sus cultivos, ya sea con siembras de procesos vegetativos más cortos o implementando tecnologías de riego para hacer más eficiente el recurso hídrico.

Santibáñez dijo que frente a esta situación, es recomendable sembrar menor superficie y regar con el agua requerida, de manera de ahorran costos. “En el caso de los cultivos permanentes se requiere implementar un plan de contingencia, como bajar la carga frutal, reducir follaje mediante podas para evitar la deshidratación de los árboles, utilizar coberturas del suelo cuando sea posible para reducir las pérdidas por evaporación, hacer riegos profundos temprano en la temporada para prevenir situaciones que podrían tornarse mas críticas una vez avanzado el verano”, explicó.

AGRICULTORES

Los agricultores de la región extreman preocupación por los cultivos de maíz. Al menos así lo manifestó el dirigente de la Federación de Agricultores de Linares, Ferenc Massow. “Hay cultivos como la remolacha que no van a presentar mayores inconvenientes, porque el sistema de riego en su gran mayoría se encuentra tecnificado. Donde vamos a tener problemas es en el maíz, porque se está sembrando a destajo. Yo no escuchado que las autoridades hagan un llamado a no sembrar, sí a hacer un uso eficiente del agua”, sostuvo.

El dirigente agregó que “para riego tendido de una hectárea se necesitan 5 a 6 metros por segundo, en cambio, para regar de manera tecnificada la misma hectárea sólo se utilizan 1 a 1,5 metros por segundo, y el Gobierno dice que hay herramientas, y es verdad, el Indap ha realizado un excelente trabajo con las familias campesinas, pero también existen los agricultores medianos que caen bajo la Ley de Riego. Por eso le pedimos al Gobierno que subsidie, coloque créditos blandos a los agricultores, pero sin letra chica”, comentó.

Para la seremi de Agricultura, Anita Prizant, la campaña que ha realizado su cartera en cuanto a la prevención ha dado buenos resultados y se ha logrado informar a los campesinos de las medidas que se pueden tomar para revertir en algo el déficit hídrico. “Como Gobierno hemos trabajado en la recuperación de tranques, haciendo cosechas de aguas lluvias e informando a los agricultores de los derechos y deberes con respecto al agua. Para esta temporada comenzamos a trabajar con las diferentes juntas de vigilancias, donde se les informó el escenario que vive el Maule y se les explicó cuales son las medidas que pueden tomar, cada agricultor sabe cuales son sus derechos y como se comporta su predio”, dijo.

Fuente: El Centro

Comentarios


Error: Please enter a valid email address

Error: Invalid email

Error: Please enter your first name

Error: Please enter your last name

Error: Please enter a username

Error: Please enter a password

Error: Please confirm your password

Error: Password and password confirmation do not match